Canal de vídeo noticias por cortesía de la agencia RoiPress

jueves, 23 de enero de 2020

Latinoamérica: los retos que debe afrontar para adoptar la tecnología 5G





La tecnología 5G promete instaurar nuevas formas de comunicarnos, viajar, abrir la puerta a innovadores procedimientos quirúrgicos, entre otras ventajas. Se estima que su expansión continuará este 2020 y más países se enfocarán en la construcción de las denominadas ‘ciudades inteligentes’.


“La tecnología 5G debe expandirse este 2020 y consolidarse el próximo año. La velocidad de conexión, los autos automáticos y los robots son algunos de los nuevos cambios tecnológicos. La inteligencia artificial y la impresión 3D son algunas herramientas que marcaron su desarrollo en los primeros años, y se espera un avance paulatino”, sostiene el especialista de MONEDEROSMART, Alejandro González.

No obstante, no todos avanzan al mismo ritmo. Latinoamérica es uno de los que más problemas está teniendo para adoptar la red de telefonía móvil de quinta generación. Según datos del Banco Central de América Latina (CAF), en junio de 2019 cuatro de cada 10 hogares latinos contaban con conexión de banda ancha fija, mientras los accesos individuales a internet móvil no alcanzaban el 50 % de la población.

Por otro lado, solo el 55 % de latinoamericanos cuentan con acceso a servicios que derivan de la conectividad digital (banca electrónica o telemedicina, por nombrar algunos). Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el progreso tecnológico de la región está estrechamente vinculado a la demanda. Por ejemplo, en Perú el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) ha detectado que las compañías móviles luchan por mejorar sus precios, más no sus servicios.

La tecnología 5G no es nueva en la región, pues desde el 2016 Argentina, Chile, Colombia, Brasil y México han realizado pruebas con dicha tecnología. En tanto, Uruguay la implementó en dos ciudades en 2019. Para la Cepal, lo importante pasa por impulsar políticas que permitan usar tecnologías avanzadas y mejoren las condiciones sociales en donde se implante.

Por lo pronto, la principal demanda que deben cubrir los países de la región tiene que ver con infraestructura y la ampliación del espectro radioeléctrico. Los operadores deben alcanzar acuerdos para colocar e implementar sus infraestructuras para el uso de la tecnología, pues resultan muy costosas.

Asimismo, se requiere de una legislación para garantizar los derechos mínimos de los usuarios, así como disposiciones acerca de transacciones electrónicas, medio ambiente, tarifas de interconexión, uso de servicios, entre otras necesidades. También se requerirán nuevas normas en temas tributarios, de protección y uso de datos personales, así como de seguridad nacional.

Países como Corea del Sur y Estados Unidos están a la vanguardia del desarrollo de esta tecnología. En el país asiático las redes ya se instalaron en todos los estados, por lo que se convirtió en el primer país en hacerlo. En tanto, en Estados Unidos el desarrollo se realiza por cada estado. Estas situaciones distan mucho de Latinoamérica, donde según la organización GSMA Intelligence, la red 5G se instaurará en toda la región para el 2025.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO