Canal de vídeo noticias por cortesía de la agencia RoiPress

martes, 31 de diciembre de 2019

La estampida de empresas en Cataluña continúa por tercer año consecutivo




España (EUROPA) - Madrid será en 2019 por tercer año consecutivo el destino prioritario de las empresas que abandonan Cataluña. Hasta el pasado mes de noviembre, un total de 417 empresas procedentes de la que hasta ahora ha sido la principal potencia económica española llegaron a Madrid, lo que supone la principal aportación regional a una comunidad que ha visto llegar en los once primeros meses de 2019 un total de 1.870 empresas. A Cataluña le seguirían por número de traslados Andalucía (395), Castilla león (170), Castilla La Mancha (165) y Comunidad Valenciana (165), según datos de la Comunidad de Madrid procedentes del servicio de información empresarial y agencia de rating Axesor y de la secretaría de Estado de Comercio, perteneciente al Ministerio de Industria.

  • La mayor parte de la inversión extranjera opta por quedarse en Madrid 

El flujo de empresas catalanas que trasladan sus sedes a Madrid arroja así un saldo neto más que favorable a este último territorio, ya que también se ha dado el caso de que 310 empresas asentadas en Madrid se han trasladado a Cataluña. Son cifras que aunque moderan el ritmo respecto a años anteriores, consolidan la tendencia.



  La migración alcanzó su punto más alto en el primer trimestre de 2018 como consecuencia directa de la inseguridad jurídica desatada tras el referéndum independentista de octubre de 2017 y la publicación del decreto ley que facilita los cambios de sedes sociales sin someterse a la autorización de una junta de accionistas. Los grupos empresariales catalanes más relevantes abandonaron su territorio de origen en busca de seguridad jurídica y generaron un efecto arrastre que aún perdura.

Los datos del Colegio de Registradores señalan que desde finales de 2017 hasta el primer semestre de este año salieron de Cataluña más de 5.400 empresas. Buena parte ha emigrado a comunidades limítrofes como Valencia, Aragón o Baleares. Pero Madrid ha sido el principal destino de esta otra cara del procés, con más de 3.000 empresas catalanas acogidas en este periodo.

La inestabilidad en Cataluña no es el único motivo de este cambio. Si se observa al conjunto del mapa español, resulta evidente que Madrid es un poderoso polo de atracción empresarial por razones que van más allá de la inseguridad jurídica que provocan tensiones políticas. El interés por localizar sedes en Madrid es general en toda España, como puede apreciarse por el hecho de que, exceptuando Cataluña, el número de empresas que lleguen este año crecerá un 12% hasta superar las 1.500. 


publicidad


Inversion exterior
«La Comunidad de Madrid es la puerta de entrada a la inversión extranjera y eso repercute en el desarrollo del resto de regiones», opina Manuel Giménez, consejero de Economía, Empleo y Competitividad del gobierno regional. La mayor parte de la inversión extranjera opta por quedarse en esta puerta de entrada. Madrid es el destino líder del capital que decide apostar por España.

Hasta el primer semestre de este año, más de seis de cada 10 euros que llegan a España como inversión en el país se quedaron en Madrid. Cataluña capta un 12%, en tercer lugar por detrás de Castilla y León, donde entre enero y junio entraron inversiones por valor de 1.683 millones de euros, según datos de la secretaría de Estado de Comercio.

Por paises de origen
Todo refuerza así la idea de que en términos económicos Madrid ha sido el principal beneficiario de la crisis catalana. En el año 2016, al hilo de la recuperación económica, las cifras de inversión extranjera en Cataluña crecían a un ritmo mucho mayor que las de Madrid y se situaban a apenas 13 puntos porcentuales de diferencia. Entre ambos territorios se repartían un 75% de los fondos procedentes del exterior.

El año del procés truncó esa progresión en favor de Madrid, que concentró un 63% de las inversiones extranjeras frente a una Cataluña que las vió caer a la mitad. En 2018 esa diferencia se ensanchó nuevamente con Madrid como destino más beneficiado. La capital hizo valer más que nunca su efecto sede para acaparar un 85% de los flujos de capital extranjeros en un año en el que, además, el capítulo de la inversión extranjera experimentó un fuerte empuje que lo elevó a 49.000 millones de euros, el triple que un año atrás. La diferencia llegó a 79 puntos de diferencia.

Cataluña se quedó al margen de ese empujón económico al mantener sus cifras en 3.000 millones de euros. La compra de la concesionaria Abertis por 14.000 millones de euros incluyó fuertes sumas de capital extranjero y, que computaron en Madrid al haber trasladado allí la sede la empresa que pertenecía a La Caixa.

«Madrid atrae inversiones y empresas por su seguridad jurídica, sus sólidas instituciones, la red de transporte, su estabilidad política y una fiscalidad competitiva», explica Giménez.

Entre enero y junio de este año, la inversión directa extranjera recibida se centró en los sectores financiero y de publicidad y estudios de mercado. También en las áreas de negocio inmobiliario, telecomunicaciones, educación y logística. Los fondos proceden en su mayor parte de Estados Unidos y Reino Unido, con actividad destacada de otros países como México, Francia o Italia.

Con el flujo de traslado de sedes empresariales y el de inversión extranjera, la diferente trayectoria de los dos territorios más dinámicos de la economía española también tiene un reflejo en el empleo. Aunque el ritmo de creación de puestos de trabajo a nivel nacional se ha enfriado, Madrid avanza a ritmos superiores a la media nacional mientras Cataluña se queda por debajo. Además del conflicto político que llevó a distintas embajadas a recomendar no viajar a Barcelona, la economía catalana es también en este sentido víctima de la caída de la producción industrial y de la crisis comercial desatada por la guerra de aranceles desatada por Estados Unidos. El hecho es que mientras la afiliación a la Seguridad Social no llega a crecer el 2% en Cataluña frente a la media del 2,28% nacional, en Madrid lo hace al 3,08% y se convierte en el territorio que más empleo crea en términos de volumen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO