Canal de vídeo noticias por cortesía de la agencia RoiPress

martes, 31 de diciembre de 2019

La típica bebida chilena "Cola de Mono" se llamó así por usar el popular 'Anís del Mono' español


Cola de Mono 


CHILE - Que es una influencia española, o que su origen se debería al mismísimo presidente Manuel Montt, existen varias versiones sobre la procedencia de la Cola de Mono, un brebaje de tradición en estas Fiestas y cuya receta varía según quien la consuma.

  • Julie Manquel, chef y académica de la carrera de Dirección y Gestión de Artes Culinarias de la U. Finis Terrae, cuenta que Manuel Antonio Román, en su diccionario de "Chilenismos y otras voces y locuciones viciosas", atribuye el ponche de leche el nombre Cola de Mono, por su color café oscuro.

"Otros señalan que éste preparado (cola de mono) se envasaba y se vendía en botellas de Anís del Mono, provenientes de España, populares en América, y en su etiqueta aparecía un mono con larga cola", detalla Manquel.



  
Pero la mayoría de las versiones, de acuerdo a la chef, ligan su nombre al presidente Montt. "Sus más cercanos lo llamaban ´el mono Montt´, y se cuenta que un día el presidente Montt disfrutaba una velada con sus amigos en casa de Filomena Cortés; él habría pedido su revolver Colt al momento de retirarse, y como nadie quería que se retirara le dijeron que no lo encontraron y lo convencieron que siguieran la fiesta", cuenta Julie Manquel.

Como se habían acabado los vinos y licores, según la académica, los invitados mezclaron aguardiente y azúcar a una jarra de café con leche. La bebida tuvo gran éxito y fue bautizada como "Colt de Montt", nombre que fue degenerando en "col e mon", "colemono" para llegar finalmente a "cola de mono".

Una receta tradicional
La receta de la Cola de Mono varía según quien la consuma y existen varias, pero "en esencia el trago se compone básicamente de aguardiente, leche, azúcar, café y especias (canela, clavo de olor, nuez moscada), para los niños de la casa, en tanto, se elabora sin alcohol y para los adultos se le agrega ´malicia´, o sea aguardiente", dice Manquel.  


publicidad


A continuación, aprovechando que hoy es fin de año, la receta clásica para quien quiera disfrutarla.

Ingredientes
  • 1 litro de leche
  • 300 cc de aguardiente
  • 1 rama de canela
  • 3 clavos de olor
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 30 grs de café instantáneo (2 cucharadas)
  • 100 grs de azúcar (1/2 taza)
  • 2 yemas

Preparación:
1. En una olla poner la leche, azúcar, clavos de olor, canela y nuez moscada.

2. Calentar a fuego bajo, revolver hasta disolver el azúcar, sacar un poco de leche para disolver el café.

3. Verter el café disuelto en la olla y mezclar bien.

4. Dejar hervir revolviendo de vez en cuando.

5. Retirar un poco de leche de la olla, dejar que se entibie y agregar en un bol sobre las yemas sin dejar de revolver.

6. Retirar la olla del fuego y verter las yemas disueltas sobre la olla sin dejar de revolver hasta que baje la temperatura.

7. Finalmente, agregar el aguardiente poco a poco sin dejar de revolver.

8. Probar y ajustar el sabor del azúcar y el aguardiente a gusto.

9. Enfriar bien, embotellar en envase de vidrio y conservar en refrigeración.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO