Canal de vídeo noticias por cortesía de la agencia RoiPress

martes, 23 de julio de 2019

La empresa argentina mosaicos Blangino abre la puerta grande de Australia para crecer en el exterior

  • La empresa ultima los detalles para un envío de 20 contenedores con mosaicos a Australia.
  • Prevé llevar a 25% el peso de la exportación en sus ventas.
  • Invierte $ 100 millones en maquinaria.


ARGENTINA / AUSTRALIA.- Un barco rumbo a Australia, cargado con 10 mil metros cuadrados de mosaicos, distribuidos en 20 contenedores, es la principal apuesta que está encarando la empresa Blangino para consolidar su perfil exportador. La firma nacida en 1966 en Monte Cristo, 25 kilómetros al este de la ciudad de Córdoba, ya provee a países limítrofes: Paraguay, Chile, Uruguay y Bolivia. Llegar a Oceanía sería el salto para pensar en ser parte de un corralón dentro del "supermercado del mundo".

"A Australia ya hicimos algunos envíos pequeños, 600 metros en un solo contenedor como muestras para consumo minorista. Ahora estamos trabajando en una operación de otra escala y en la que, si logramos la aceptación del producto, significa abrir una gran puerta para obras de esa envergadura", comentó Gustavo Gómez, gerente general de Mosaicos Blangino.

El paso final para que esta exportación se concrete es terminar de afinar los números de la logística, en especial los costos internos. "Sale más caro enviar un contenedor de Córdoba a Buenos Aires que desde el puerto a Australia", sintetizó Gómez.




La compañía también está cerrando "operaciones muy grandes" para Chile y para Paraguay. Hoy por hoy, las exportaciones representan 10 por ciento de la facturación. "Si se cierran todos estos proyectos, alcanzaríamos 25 por ciento. Es un nivel enorme para una industria como la nuestra que, por la incidencia que tiene el costo logístico sobre una venta al exterior, tiene un producto que es prácticamente no exportable", manifestó el ejecutivo.

El secreto de Blangino para lograr competitividad es su escala productiva en su propia planta, que tiene una capacidad para producir más de tres millones de metros cuadrados anuales de mosaicos. Según Gómez, no hay registros en el mundo de una fábrica específica de este producto (no es lo mismo que porcelanatos y cerámicos) con esa dimensión. "En Bolivia, por ejemplo, hay pocos fabricantes, que elaboran entre mil y cinco mil metros mensuales. Nosotros hacemos más de 200 mil. Tenemos una máquina que con sólo cinco personas puede producir 2.500 metros diarios".



Para poder sostener ese rol de liderazgo, la firma está invirtiendo 100 millones de pesos en maquinaria. Entre ellas, una que costó 670 mil euros (unos 32 millones de pesos), ingresada desde Italia, para fabricar una baldosa "monocapa" (de menor espesor que las tradicionales) de uso exterior.

Según Gómez, la necesidad de poner el foco en la exportación es para diversificar el negocio y protegerse de los cíclicos vaivenes que sufre la economía argentina y que en el último año se hicieron más agudos.

"Históricamente, nuestro mix de ventas en el país es mitad obra pública y mitad consumidor final. En años electorales, la torta solía repartirse 60 y 40 por ciento, respectivamente. Este año, fue 85 por ciento para la obra pública, que ya no demanda porque los comicios provinciales pasaron. Para tener un ejemplo: en mayo vendimos 230 mil metros; en junio, sólo 120 mil", contó Gómez.

Con el negocio minorista "planchado" y las condiciones financieras adversas, hasta que pasen las elecciones, desde Blangino observan un segundo semestre de bajas ventas a nivel nacional.

Lo siguiente será la integración vertical con equipo "minero"
Según el gerente general de Blangino, Gustavo Gómez, el próximo paso que quiere dar la empresa es una mayor "integración vertical".
Esta necesidad surge de la retracción del mercado interno, que redujo la cantidad de proveedores de rocas que se utilizan para elaborar los mosaicos.
Para asegurarse la materia prima, la compañía de Monte Cristo ha decidido adquirir un equipo móvil de molido.

"Al no tener proveedores de ciertos tipos de rocas, decidimos sumar esta tecnología, que nos permite ir a una montaña donde la podamos encontrar y extraerla. Para eso estamos trabajando con la Secretaría de Minería de la Provincia, que tiene un relevamiento exhaustivo de toda la piedra que hay en Córdoba", adelantó Gómez.
Otra posibilidad que otorgaría esta maquinaria es que, si hay alguna industria extrayendo las rocas, llevar el equipo para reducir el tamaño y eficientizar el transporte.
"Las piedras que sacan los proveedores tienen gran tamaño y al ser puestas en un camión, terminamos transportando mucho aire", explicó.

Y agregó: "Con la molienda en origen, se logran pequeños pedacitos y trasladaríamos más kilos de materia prima real. De esa manera, de a poco nos vamos transformando en nuestros propios proveedores".





Si quieres estar informado con más noticias como esta, suscríbete y recibe la actualidad en tu correo. Escribe tu cuenta de correo y haz clic en 'Submit' para suscribirte. El servicio de suscripción es gratuito y está ofrecido por Google Feed Proxy a través de Blogger. Tus datos sólo se utilizarán para enviarte un mensaje de correo una única vez al día con las últimas noticias publicadas. Podrás darte de baja en cualquier momento porque todos los mensajes que recibas incluirán la opción unsubscribe now.





Libre de virus. www.avg.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO