Canal de vídeo noticias por cortesía de la agencia RoiPress

miércoles, 23 de octubre de 2019

El Presidente de la AEN señala que el neuromarketing aplicado resulta irrenunciable a día de hoy para un buen departamento de marketing


Gabriel Carrascosa, Presidente de la Asociación Europea de Neuromarketing (AEN)
y Director de la empresa internacional de investigaciones de neuromarketing FusiónLab


LATAM / EUROPA - El neuromarketing no es un fin en sí mismo, es un medio formado por un conjunto de herramientas para conocer más y mejor los deseos y necesidades de los clientes. Permite identificar la huella emocional que las marcas construyen con sus clientes y facilita estudiar las relaciones del cliente con el producto en el punto de venta, mirando desde la misma perspectiva del consumidor para así poder responder de mejor forma a sus expectativas. Permite identificar in situ los niveles de efectividad  de los mensajes emitidos por las marcas en el propio punto de venta a través de sus etiquetas, la ubicación física del producto, la cartelería, la atención del personal de tienda, los movimientos del cliente en la tienda hacía los puntos que les resultan atrayentes, la influencia de la iluminación, etcétera.

  • El neuromarketing aplicado es una herramienta imprescindible en la gestión del marketing de la comunicación y de las relaciones de las empresas con sus clientes.

Gabriel Carrascosa, Presidente de la Asociación Europea de Neuromarketing (AEN) y Director en la empresa de investigaciones de neuromarketing FusiónLab, en declaraciones para agencia RoiPress ha comentado: "El neuromarketing es una herramienta imprescindible que viene a acompañar y a completar a las otras herramientas con las que el marketing trabaja y debe seguir trabajando habitualmente, tanto a la hora de recoger datos como a la hora de conocer al cliente, lo que pasa es que el neuromarketing nos va a permitir mirar más por dentro para poder actuar mejor por fuera, nos va a permitir conocer al cliente y sobre todo, nos va a permitir hacerlo de una manera que sería imposible de hacer con los sistemas tradicionales"  

Los dispositivos que la neurociencia ha puesto a disposición de los investigadores del neuromarketing aplicado permiten conocer en realidad el comportamiento, no sólo cerebral, sino emocional, motivacional, y casi el intuitivo que tiene realmente el cliente a la hora de mezclar sus hábitos de consumo con su cultura personal, en función del lugar donde vive, de los elementos a los que está expuesto y por supuesto, sus hábitos de consumo de bienes y servicios. 




Gabriel Carrascosa nos detalla: "También nos ayuda porque nos da la pluralidad de poder ver lo que está pasando considerando la diversidad de los públicos en los segmentos de mercado a los que cada empresa se está dirigiendo, por lo tanto, es una herramienta incuestionable que seguirá mejorando, pero a día de hoy ya resulta irrenunciable para un departamento de marketing a la hora de mirar la respuesta, tanto del comportamiento emocional como de la propia huella emocional que deja la marca en el cliente".  

El neuromarketing está permitiendo poder ver la respuesta del cliente, no solamente en cuanto a cómo reacciona ante un producto o servicio, sino también en cuanto a cómo reacciona ante las marcas de la competencia. De esta forma se puede utilizar para ver si el nivel de la propia marca es aceptable y valorar en qué lugar queda la misma ante el cliente frente a la respuesta a propuestas similares en el mercado.



Libre de virus. www.avg.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO