EVA pímez 1920, un lujo para el paladar

EVA pímez 1920, un lujo para el paladar
Cremas y Licores Tradicionales de España

Suscríbase gratis a la edición digital

ÚLTIMA HORA

BUSCADOR DE NOTICIAS PUBLICADAS EN NEGOCIOS DEL MUNDO

viernes, 2 de septiembre de 2016

Ser interproveedor de la cadena española Mercadona es un sinónimo de éxito


  • Consolidada ya como la mayor firma de distribución de España, con una cifra de negocios de 20.831 millones de euros en 2015





ESPAÑA.- Arrocerías Pons nació en 1966 como una pequeña empresa familiar de envasado de arroz. Radicada en Massanassa, muy cerca de las amplias extensiones de arrozales de la Albufera de Valencia, el año pasado cerró la adquisición de una firma agroalimentaria bastante más lejana: Arrocerías Dorado, de Don Benito, Badajoz. 

La absorción de la firma extremeña ha elevado la capacidad de envasado anual a 80.000 toneladas de arroz blanco. El año 2015 fue bueno para Arrocerías Pons. Su facturación creció un 12%, hasta alcanzar los 42 millones de euros, y ya puede presumir de haberse situado en el grupo de cabeza de su segmento, aunque lejos todavía de gigantes como las divisiones arroceras de Ebro Foods o Deoleo.

Como otros interproveedores de Mercadona, la empresa arrocera ha crecido a la sombra del gigante de los supermercados. El suyo es el caso clásico de compañía teledirigida desde los despachos de la enseña comandada por Juan Roig. En la última presentación de resultados, el empresario valenciano puso a este proveedor como ejemplo del que pretende ser su nuevo proyecto para consolidar la eficiencia de la cadena logística de Mercadona.

Lo ha llamado Cadena Agroalimentaria Sostenible de Mercadona (Caspopdona). Arrocerías Pons ha iniciado un ensayo de colaboración con 15 productores de arroz valencianos para unificar parcelas y mejorar el sistema de cultivo, recolección y envasado del cereal. Todo el proceso ha sido diseñado en colaboración con el equipo directivo de Mercadona, que se garantiza así el control del proceso productivo desde que se planta la semilla en el campo hasta la estantería de cualquiera de sus supermercados.

Juan Roig tiene fama de entrar hasta la cocina de las empresas que convierte en interproveedoras. No se trata solo de una política de “libros abiertos” en materia de contabilidad. Mercadona decide fusiones y adquisiciones entre sus suministradores, marca la políticas de inversiones, los planes de expansión y crecimiento e, incluso, si deben repartirse o no dividendos en algunos casos. Incluso hay empresas que no son de capital de la familia Roig, pero que han nacido bajo la tutela de Mercadona para servirle en exclusiva. Es el caso de Chic-kles Gum, una productora de golosinas y gomas de mascar para la marca Hacendado constituida en 2009 y que el año pasado facturó 23,1 millones de euros y cuenta con 80 trabajadores.

Consolidada ya como la mayor firma de distribución de España, con una cifra de negocios de 20.831 millones de euros en 2015 (ha dejado ya muy atrás a El Corte Inglés), los casi 130 interproveedores de Mercadona suman casi 50.000 trabajadores y 240 fábricas por toda España, en la mayoría de los casos con contratos perennes de exclusividad y complejas cláusulas de desenganche. A Juan Roig le gusta describir ese vínculo como “un gran clúster industrial” o la gran fábrica del país.


Imprimir





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu correo y haz clic en 'Submit'. Después ve a tu cuenta de correo y confirma la solicitud. El servicio de suscripción gratuito es ofrecido por Google Feed Proxy a través de Blogger. Tus datos sólo se utilizarán para enviarte un mensaje de correo una única vez al día con las últimas noticias publicadas. Podrás darte de baja en cualquier momento porque todos los mensajes que recibas incluirán la opción unsubscribe now.

SUSCRÍBETE Y RECIBE LAS NOTICIAS DE NEGOCIOS DEL MUNDO EN TU CORREO