EVA pímez 1920, un lujo para el paladar

EVA pímez 1920, un lujo para el paladar
Cremas y Licores Tradicionales de España

Fundación Cudeca

Fundación Cudeca
UE - España | Fundación Cudeca, cuidados del cáncer. Tu aportación es esencial para que Cudeca pueda seguir con su forma especial de cuidar

ÚLTIMA HORA

BUSCADOR DE NOTICIAS PUBLICADAS EN NEGOCIOS DEL MUNDO

sábado, 6 de febrero de 2016

Se venden empresas estatales rusas. Razón: el petróleo ya no da para pagarlo todo



RUSIA .- El presidente ruso, Vladimir Putin, quiere poner en marcha un proceso de privatización con el que espera obtener más de 11.000 millones de euros. Acuciado por la crisis que sufre el país, ha abordado los parámetros de la privatización prevista de cara 2016 para decidir cuales serán los paquetes de acciones que podrán ser vendidos a los inversores privados.

El objetivo es aplacar el déficit presupuestario, que ha marcado en 2015 su máximo de cinco años. Un 6% del PIB puede irse por el sumidero si no se reconduce la situación con medidas urgentes, entre las que figuran recortes de hasta el 10% en el gasto de los ministerios.

Putin se enfrenta al mal ejemplo de sus antecesores. Las privatizaciones caóticas de Boris Yeltsin en los noventa hicieron ricos a unos pocos y hundieron las finanzas públicas. El plan liberalizador de Dimitri Medvedev, que ocupó el sillón de Putin cuando este se apartó de la presidencia durante cuatro años, nunca llegó a despegar: la recesión, la decepcionante respuesta de los inversores occidentales y las suspicacias que levantó en los poderosos sectores próximos a los servicios de seguridad frenaron su desarrollo.

Privatizar pero sin soltar las riendas de las empresas clave es ahora el desafío del presidente ruso, Vladimir Putin, que ha presentado en varios puntos las condiciones necesarias para un proceso de privatización en Rusia. El Estado debe preservar la mayoría de las acciones de estas empresas en su poder, pero además los nuevos propietarios de los activos privatizados deberán permanecer bajo jurisdicción rusa. "No se admitirán tramas opacas, fuga de activos a paraísos fiscales u ocultación a los propietarios de las partes", ha advertido varias veces Putin.

La petrolera Rosneft, el banco VTB, Aeroflot, Alrosa (diamantes) y Ferrocarriles Rusos son algunas de las joyas de la corona que pueden ser privatizadas, aunque sea parcialmente. "El Estado no debe perder el control de las empresas estratégicas", dijo Putin durante una reunión dedicada a la privatización celebrada ayer en el Kremlin. Pero antes necesita garantizar que el Estado recibirá al menos ingresos vía impuestos por esas empresas privatizadas. Por eso es necesario eliminar los paraísos fiscales, otra vía de agua en el sistema financiero ruso.

La privatización de empresas púbicas vuelve a estar encima de la mesa en plena crisis del petróleo y el presidente ha avisado de que no quiere que las compañías vendan las acciones a bajos precios. La lista de condiciones es larga y la hoja de ruta para 2016 será complicada. "Este proceso juega un papel importante en el cambio de la estructura de la economía rusa y estimulará el flujo de inversiones privadas, así que hoy tenemos que definir los parámetros concretos de la privatización en este año, decidir qué paquetes de acciones de las compañías con participación estatal pueden ser vendidas a entidades privadas, y cuáles deberán permanecer en manos del Estado", ha dicho el presidente.

Putin quiere que cada venta esté justificada económicamente: "Es necesario considerar la coyuntura y las tendencias del mercado, no deben venderse las acciones a precios de liquidación", afirmó. Moscú teme que las joyas estatales sean 'conquistadas' por parte de compañías competidoras. Este paso es crítico en una economía tan dirigida y condicionada como la rusa. El temor es que el proceso descarrile y arrastre a otros sectores. Por eso los inversores potenciales que estén interesados en participar en la privatización de los activos públicos no deberán usar fondos para la compra provenientes de bancos estatales.

"Creo que la privatización tendrá sentido cuando se perciba un crecimiento económico", ha dicho el ex ministro de Finanzas Alexei Kudrin, especialmente preocupado por las compañías energéticas. "Creo que los precios del petróleo volverán a subir, aunque sólo sea un poco, y que el valor de esos activos será mayor que ahora".

Este plan de privatización fue aprobado inicialmente hace dos años y establecía la salida del capital estatal de empresas como Rosnano, Rostelecom, Rosspirtprom o el aeropuerto de Sheremetyevo. También apuntaba una importante reducción de la presencia de capital estatal en Alrosa, Aeroflot, RusHydro, Transneft y VTB. Según ha publicado hoy el diario Vedomosti, a esta lista podrían unirse Bashneft y el gigante petrolero Rosneft. El actual ministro de Finanzas, Anton Siluanov, ya apuntó hace dos meses que podría ser la hora de sacar a la venta Rosneft, que juega un papel central en la economía rusa. Así se podrían cubrir los costes que están mermando el fondo de reserva.

Lo que de momento queda fuera de la lista de privatizaciones es el banco Sberbank, el más grande del país. Herman Gref, consejero delegado de esta entidad bancaria, reconoció el pasado noviembre en una entrevista al diario Handelsblatt que el Estado ruso estaba "demasiado implicado en la economía". Actualmente tiene algo más del 50% de las acciones de este banco. Gref no teme un colapso del sistema bancario ruso, pero sí una "degradación progresiva".

Ahora el Gobierno ruso quiere controlar todo el proceso privatizador y el paso de las acciones de las compañías rusas a manos privadas solo podrá realizarse en caso de que los compradores presenten una estrategia de desarrollo de las empresas adquiridas. Pero el tiempo corre en contra. Según el ministro de Desarrollo Económico, Alexei Ulyukaev, la situación del presupuesto es "crítica" y el proceso ha de empezar cuanto antes. "La situación de los mercados financieros no nos da razones para esperar una pronta recuperación", ha dicho Ulyukaev, que es consciente del "desafío que supone lograr acuerdos buenos y transparentes en un momento en el que el estado del mercado es muy desfavorable".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu correo y haz clic en 'Submit'. Después ve a tu cuenta de correo y confirma la solicitud. El servicio de suscripción gratuito es ofrecido por Google Feed Proxy a través de Blogger. Tus datos sólo se utilizarán para enviarte un mensaje de correo una única vez al día con las últimas noticias publicadas. Podrás darte de baja en cualquier momento porque todos los mensajes que recibas incluirán la opción unsubscribe now.

SUSCRÍBETE Y RECIBE LAS NOTICIAS DE NEGOCIOS DEL MUNDO EN TU CORREO