EVA pímez 1920, un lujo para el paladar

EVA pímez 1920, un lujo para el paladar
Cremas y Licores Tradicionales de España

Suscríbase gratis a la edición digital

ÚLTIMA HORA

BUSCADOR DE NOTICIAS PUBLICADAS EN NEGOCIOS DEL MUNDO

martes, 28 de noviembre de 2017

La multinacional norteamericana VanTrust busca crecer en el negocio inmobiliario de Latinoamérica


  • La relevancia del deal está dada por las proyecciones de crecimiento que ven con la expansión del turismo y los pasajeros transportados


CHILE.- Desde el pasado lunes y hasta el jueves realiza una visita a Chile James Vitrano, un alto ejecutivo de la estadounidense Ruby Tuesday (RT) a nivel mundial. Es el director general de franquicia de la gigante gastronómica americana, que por estos días está en pleno cambio de socios en Estados Unidos, luego que en octubre se anunciara un acuerdo por el cual pasa a manos del fondo NRD Capital.

La visita de Vitrano a Chile no es casual, pues se enmarca en negociaciones que involucran a inversionistas chilenos. Se trata de la firma de un acuerdo con el grupo financiero nacional VanTrust Capital, por medio del cual un fondo de esta compañía -liderada por Patricio Nazal- asumirá la expansión de la cadena gastronómica en Latinoamérica, un acuerdo que incluye por cierto a Chile. En el exterior, el foco será instalarse en los principales aeropuertos de ciudades latinoamericanas.

pubicidad
Reacio a conceder entrevistas, Nazal explica: "La estrategia de ellos es impulsar el crecimiento internacional. Y nosotros deberíamos ser el brazo para crecer en Latinoamérica", detalla. Salvo en Chile, donde RT está presente hace 18 años, la compañía americana no ha arribado a otros mercados de la región, y es allí donde ambos partners ven importantes oportunidades de crecimiento.

"Estamos cerrando el capítulo de la licencia con Ruby Tuesday. Lo que estamos firmando es una renovación con ellos y un programa de crecimiento en Latinoamérica (...) La estrategia para los próximos 24 meses con la franquicia es desarrollar la marca en Latam, enfocados principalmente en los aeropuertos de la región", describe Nazal.

Para Van Trust, esta veta gastronómica a través de uno de sus fondos de inversión no es la más grande -en dimensión de inversiones- respecto del pool de negocios que maneja esta gestora, que está enfocada en el ámbito financiero e inmobiliario, con varios proyectos e instrumentos.

No obstante, la relevancia del deal está dada por las proyecciones de crecimiento que ven con la expansión del turismo y los pasajeros transportados. "Es un mercado súper atractivo", describe Nazal, aludiendo a varias tendencias que lo están potenciando en el ámbito aeroportuario, pues se trata de zonas de alto flujo. "Un local de aeropuerto es equivalente a cinco hacia la calle", estima Nazal, con público cautivo, con mejores márgenes, y donde la estrategia low cost de las aerolíneas está haciendo que cada vez los pasajeros estén consumiendo más durante las escalas de sus viajes.

"Vamos a tratar, ojalá en el próximo año, de tener una o dos posiciones en dos aeropuertos importantes en Latinoamérica", proyecta.

¿Cómo llegó VanTrust, una firma financiera, a expandirse al sector gastronómico?

"Por rebote, no fue un negocio buscado", reconoce Nazal, aludiendo a un capítulo poco agradable en el que se vio involucrada la firma y del que Nazal prefiere no hablar, pero que fue bastante conocido. Se trató del "Crucero Mundial", un negocio que en 2014 pusieron en marcha, aliados con la familia Musiet -en ese entonces los gestores de Ruby Tuesday en Chile-, para llevar turistas al Mundial de Fútbol de Brasil.

El proyecto resultó un mal negocio y los socios terminaron enfrascados en una disputa legal por los términos y condiciones del acuerdo, y deudas. Al final y tras años de litigio, en marzo de este año las partes firmaron un acuerdo que implicó que el fondo de VanTrust involucrado en el negocio se quedara con la administración de tres locales de RT, los ubicados en el Aeropuerto, en La Reina y en Los Dominicos.

En medio del impasse , los aportantes del fondo gastronómico del proyecto también habían recurrido a acciones arbitrales, situación que Nazal asegura ya llegaron a un acuerdo. Explica que ya no existe esa contingencia, están pagando a los aportantes, y a partir de la gestión "se está convirtiendo en un buen negocio", afirma.

"En cualquier negocio que se desarrolle, está presente el riesgo. Este era definitivamente un proyecto de riesgo, y defendimos en forma férrea los intereses de nuestros inversionistas. Transcurridos 72 meses de este evento, se ha logrado pagar con los activos del Ruby Tuesday", dice. Explica que están generando un ebitda (generación de caja) cercano a $1.100 millones con los locales que hoy operan, "con lo cual esperamos que los inversionistas recuperen la totalidad de la inversión", manifiesta Nazal.

"Nosotros, desde que tomamos el del aeropuerto, hemos hecho crecer las ventas en más de 40% en los últimos 25 meses, y queremos replicar ese modelo en los otros países latinoamericanos, en los otros aeropuertos (...). Estamos con las fichas puestas correctamente, con los socios correctos (...). Como VanTrust, por cada peso que alguien coloca en esta compañía nosotros defendemos ese peso, aunque tenga costos reputacionales. Créame que hemos hecho la pega", señala.

Nazal reconoce que en esta incursión en el negocio gastronómico han llegado diversas propuestas para venderles otras operaciones, o fusionar negocios, pero explica que hoy quieren concentrarse en su marca, con la que están ganando plata y les va bien. "No queremos improvisar", dice.

Desarrollan varios proyectos inmobiliarios y, con la corredora, quieren debutar en la Bolsa de Comercio

La historia de Van Trust se remonta a una década atrás, cuando entre fines 2006 e inicios de 2007 un grupo de socios, entre ellos el empresario Alberto Hurtado -el mismo histórico accionista de Embotelladora Andina-, y el ex director del Banco Edwards, Víctor Larraguibel, se unieron con Patricio Nazal para desarrollarse como corredora de bolsa. Esto, hasta que en 2011 se produjo un recambio de accionistas -salió Hurtado y se sumaron la familia Selman y Sabaj-, y con ello, el foco lo ampliaron para manejar altos patrimonios.

En la actualidad, Van Trust -controlada por Patricio Nazal, con el 70%- está dedicada a cuatro áreas fundamentales: corredora, administradora de fondos, finanzas corporativas y gestión inmobiliaria. Con diversos fondos u otras estructuras, hoy la compañía maneja activos administrados por unos US$ 600 millones.

En los negocios inmobiliarios son varios los proyectos en los que están, divididos en dos grandes líneas: fondos de renta y fondos de desarrollo.

En el primer grupo destaca un mall en Valparaíso, Mall Paseo Ross, que junto a la familia local Zulueta y Sergio Abumohor desarrollaron con una inversión de US$ 95 millones, y que ya abrió sus puertas. El inmueble consta de Walmart, Tricot, además de locales menores.

Otro de los proyectos en este grupo de renta es un complejo de bodegas, MegaFlex, que desarrollan en Colina, asociados con la familia Manzur y Carlos García. Este complejo lleva dos tercios desarrollado.

Para cada uno de los proyectos, Van Trust arma un fondo distinto, de modo que los clientes definan en qué activo quieren estar, en este caso optar por renta comercial o renta industrial.

Con el fin de seguir desarrollando el negocio de renta, Van Trust incorporó a sus filas a Álvaro Lozano, un ex ejecutivo de Mall Plaza. Patricio Nazal explica que en regiones hay espacio, con formatos y tamaños distintos, acompañando a los retailers , con puntos de venta en ciudades de menor tamaño.

En el caso de los fondos inmobiliarios de desarrollo, se trata de iniciativas de edificios, en los que VanTrust se asocia con un socio gestor. En este grupo de proyectos manejan un pool de 10 edificios, entre los que destacan dos torres que están levantando en sociedad con P&G Larraín, Inmobiliaria Napoleón y Jorge Brenner, en la zona de Manquehue Norte. Son 16 mil metros cuadrados, cerca de Presidente Riesco. Una de las torres ya la vendieron para un proyecto hotelero y la otra será residencial.

publicidad
VanTrust también maneja fondos mobiliarios de distinto tipo. Acaban de vender un fondo relacionado a un proyecto de energías renovables fotovoltaico, un complejo ubicado en Copiapó -Inca de Varas I y II- que traspasaron a Gas Natural Fenosa hace un par de meses. Otros fondos mobiliarios están relacionados a cuentas por cobrar.

En el negocio de la corredora, VanTrust está pidiendo autorización al Banco Central para entrar al mercado cambiario formal y, en el marco de la desmutualización de la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS), pidieron autorización a la BCS para transar en dicha plaza. Hasta ahora estaban concentrados en la Bolsa Electrónica.

Imprimir


Si quieres estar informado con más noticias como esta, suscríbete y recibe la actualidad en tu correo. Escribe tu cuenta de correo y haz clic en 'Submit' para suscribirte. El servicio de suscripción es gratuito y está ofrecido por Google Feed Proxy a través de Blogger. Tus datos sólo se utilizarán para enviarte un mensaje de correo una única vez al día con las últimas noticias publicadas. Podrás darte de baja en cualquier momento porque todos los mensajes que recibas incluirán la opción unsubscribe now.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu correo y haz clic en 'Submit'. Después ve a tu cuenta de correo y confirma la solicitud. El servicio de suscripción gratuito es ofrecido por Google Feed Proxy a través de Blogger. Tus datos sólo se utilizarán para enviarte un mensaje de correo una única vez al día con las últimas noticias publicadas. Podrás darte de baja en cualquier momento porque todos los mensajes que recibas incluirán la opción unsubscribe now.

SUSCRÍBETE Y RECIBE LAS NOTICIAS DE NEGOCIOS DEL MUNDO EN TU CORREO