EVA pímez 1920, un lujo para el paladar

EVA pímez 1920, un lujo para el paladar
Cremas y Licores Tradicionales de España

Suscríbase gratis a la edición digital

ÚLTIMA HORA

BUSCADOR DE NOTICIAS PUBLICADAS EN NEGOCIOS DEL MUNDO

sábado, 9 de abril de 2016

Pfizer y Allergan acuerdan poner fin al acuerdo de fusión por US$ 160 mil millones




En noviembre del año pasado Pfizer anunció que compraría a Allergan, la compañía que fabrica el Botox, por US$ 160 mil millones, acuerdo que crearía la mayor farmacéutica del mundo. La fusión, que le permitiría a la nueva empresa estar localizada en Irlanda y así disminuir su carga tributaria, parecía estar bien encaminada hasta el lunes, día en que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció nuevas medidas que justamente buscan limitar el uso de estas estrategias por parte de las firmas locales para eludir impuestos.

Ayer en la mañana, Pfizer comunicó que ambas firmas habían convenido concluir el pacto y detalló que la decisión se debió a las acciones informadas por la autoridad 48 horas antes.

Una de las regulaciones propuestas tiene por objetivo reducir los beneficios y restringir el número de las “inversiones tributarias corporativas” (inversion en inglés). Al realizar una transacción de inversión, las firmas trasladan su domicilio fiscal a otra jurisdicción, que generalmente tiene una tasa impositiva más baja, para eludir el pago de gravámenes en Estados Unidos sin realizar cambios significativos a sus operaciones en dicha nación.

“Después de una inversión, muchas de estas compañías continúan aprovechando los beneficios de estar radicadas en Estados Unidos y al mismo tiempo desplazan una mayor carga tributaria hacia otras empresas y las familias estadounidenses”, aseguró el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Si bien estas normas ayudarán a rebajar el ritmo de estas transacciones, las firmas continuarán buscando nuevas y creativas maneras de reubicar su residencia legal, por lo que Jack Lew, secretario del Tesoro, llamó a los legisladores a reformar el sistema de impuestos corporativos para terminar con estas prácticas.

“El Congreso no debería esperar para actuar, ya que las inversiones continúan erosionando nuestra base tributaria”, sostuvo Lew.

Esfuerzos previos

Esta no es la primera vez que la administración del presidente Barack Obama intenta limitar el uso de estas estrategias tributarias. En septiembre de 2014 y en noviembre de 2015 el Tesoro emitió guías para dificultar la realización de inversiones y recortar los beneficios económicos.

El mandatario elogió las nuevas directrices. “Esto es algo por lo que he presionado por mucho tiempo”, manifestó el martes, en una conferencia.

Luego de describir esta táctica de elusión como “uno de los resquicios más insidiosos”, Obama aseveró que “cuando las compañías explotan resquicios como éste, hacen más difícil invertir en los tipos de cosas que van a mantener a la economía de Estados Unidos fuerte para las próximas generaciones”.

El líder demócrata enfatizó que sólo el Congreso puede cerrar este vacío legal para siempre.

Al ser consultado sobre la publicación de los Panama Papers, Obama declaró que “no existe ninguna duda de que el problema de elusión tributaria global generalmente es un gran problema”, y acotó que su país debe dar el ejemplo a la hora de buscar un trato justo para todos en materia impositiva.

“Aquí en Estados Unidos, existen resquicios a los que sólo los individuos ricos tienen acceso. Ellos están jugando con el sistema”, sentenció.

Desde 1982, más de 50 compañías estadounidenses han adquirido empresas foráneas para relocalizarse en jurisdicciones con menores impuestos, incluyendo más de 20 en los últimos cuatro años, de acuerdo a un reporte de Bloomberg.

Uno de estos casos fue el Burger King, que en agosto de 2014 anunció que compraría a la canadiense TIM Hortons por US$ 11.400 millones y que su casa matriz se trasladaría a Oakville, Ontario.

De acuerdo a estimaciones del Capitolio, las inversiones corporativas podrían costarle al Tesoro casi US$ 20 mil millones entre 2015 y 2024.

Cabe recordar que la tasa impositiva para las firmas estadounidenses es de 35%, la más alta entre las naciones desarrolladas. Además, Estados Unidos es uno de los pocos países que establece que las empresas paguen dicha tasa sobre sus ingresos a nivel mundial y no solamente sobre sus ventas domésticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu correo y haz clic en 'Submit'. Después ve a tu cuenta de correo y confirma la solicitud. El servicio de suscripción gratuito es ofrecido por Google Feed Proxy a través de Blogger. Tus datos sólo se utilizarán para enviarte un mensaje de correo una única vez al día con las últimas noticias publicadas. Podrás darte de baja en cualquier momento porque todos los mensajes que recibas incluirán la opción unsubscribe now.

SUSCRÍBETE Y RECIBE LAS NOTICIAS DE NEGOCIOS DEL MUNDO EN TU CORREO